¡REBAJAS DE INVIERNO! Consejos, alegrías y frustraciones de una loca.

¡Buenos días! Aquí estoy con mi té con leche súper británico y con la tarjeta de crédito eternamente encima de la mesa por si veo algo de última hora.

Sabéis de sobra que estamos en época de Rebajas, lo que significa que estamos en mi momento preferido del año. ¿Y por qué? Pues por lo que todos sabéis, ¡ropa barata! En estas fechas es mucho más fácil trampear trends de forma efectiva, comprando directamente a las marcas.

Pero no todo son risas y descuentos, porque existe el peligro de que nos pongamos a comprar como unas locas sin pararnos a pensar si realmente necesitamos esa prenda, si nos queda bien o, sobre todo, si nos la vamos a poner (me declaro culpable de las tres).

Así que os he preparado una lista de mini-consejos por si vais a las Rebajas y, como yo, no queréis perder la cabeza:

  • ¡BÁSICOS! Y con básicos no me refiero a que te compres la típica camiseta blanca, no. A lo que me refiero es que tengas en mente cosas que no pasen de moda. El típico vestido negro, faldas de un solo color (vaaaale, incluso neón), botines neutros… y, lo mejor: PIJAMAS. Pijamas, calcetines, ropa interior, de deporte… todas esas cosas que te pones mil veces durante el año pero que te cuestan mucho más caras en plena primavera.
  • ABRIGOS. Pues lo dicho. Aprovechad ahora a cogeros abrigos, chaquetas y todas esas cosas que aún os pueden servir en este tiempo. Aquí para mí también entran jerséys y leggins calentitos.
  • CAPRICHOS. Mi parte preferida de la lista. A veces entras a una tienda (o estás rebuscando online) y encuentras una falda de lentejuelas que, ¿cuántas veces la vas a llevar? ¿Una? Pero es que está a 5 euros y la viste cuando estaba a 25 y… cómprala. Tan sencillo, ¡cógela! Solo se vive una vez, y al fin y al cabo las Rebajas están para volverse un poco loco. Pero no te pases y llenes las bolsas de caprichos porque, a veces, esos caprichos son más desvaríos de lo que está de moda que cosas que realmente te gustan. Y hasta que no han pasado dos meses no te das cuenta.
  • ONLINE. Quizá esto es una preferencia mía porque ODIO ir de tiendas. Soy vaga por naturaleza, y eso de ir arrastrándome por un centro comercial con el abrigo, la bufanda, el bolso… entrar a una tienda, probarme, quitarme los pantalones, que no, que sí, que otra talla, que no, que vuelvo, que como, que vuelvo y no está… no, por favor. Te ahorras colas. La ropa que eliges no está manoseada, rota o sucia. Y el envío es GRATIS si lo recoges en tienda. ¿Y si luego no te gusta cómo te queda? Pues en el propio mostrador de la tienda dices que no lo quieres y en cuatro días te devuelven todo el dinero. ¡Hale! No puede haber más ventajas.

He visto que muchas otras bloggers recomiendan hacer una lista de lo que quieres, pero a mí eso no me funciona. Más que nada, porque soy muy olvidadiza y desordenada, y solo cuando tengo delante lo que necesito (o cuando voy a elegir qué me pongo X día) es cuando me doy cuenta de qué es lo que me falta. Pero si a vosotras os sirve, ¡adelante!

ALEGRÍAS

Cuando estuve en España no fui una vez a las Rebajas, sino dos veces. A pesar de que, como os he dicho, odio probarme cosas (y, sobre todo, me cuesta soltar dinero en efectivo), compré varias cosas que os voy a enseñar ahora mismo. También compré mucho en Primark, pero al no ser de Rebajas, prefiero dejarlas fuera de aquí (y porque son sobre todo cosas de deporte).

PIMKIE

Pimkie es una tienda en la que no suelo entrar nunca. Creo que la taché de la lista hace algunos años porque no me gustaba la ropa y luego ni me he vuelto a acordar de que existía. Pero en estas Rebajas ha sido de la tienda que más he abusado.

La verdad es que Pimkie ha sido todo un re-descubrimiento. Tienen cosas muy bonitas, modernas y, sobre todo, de buena calidad.  Y también una cosa muy importante: limpieza. Porque no sé vosotros, pero yo odio entrar en Rebajas a una tienda y verlo todo por los suelos, tirado por ahí o hecho un gurruño. Y no miro a nadie (BERSKHA).

Bueno, empecemos por el primer día que entré a Pimkie de Rebajas, con mi madre:

cardiganegro

Esto fue lo que cacé. Como podéis ver, es un preciosísimo cárdigan negro. PERO con un detalle en encaje en la parte trasera. Lo que más me gusta es que no es un encaje fino, sino que está tejido en un hilo grueso, por lo que no se romperá o se enganchará fácilmente. Además la tela es súper calentita y gruesa, lo que compensa la abertura en la espalda.

Me costó 24 euros. Lo sé, no es un precio súper rebajado, pero fue comprado pre-Rebajas (es decir, antes de que empezasen las Rebajas en sí, que Pimkie empezó antes) y originalmente costaba unos 30 euros. También decir que descosí ese arremangado que venía hecho, porque me lo compré precisamente para tener cosas calentitas aquí en UK, y quería poder llevarlo con la manga estirada. El cosido está del revés en la parte del puño, claro, pero la verdad es que a mí no me importa, y no queda feo. Cuando quiero, doblo la manga para que se quede en el codo y no se mueve de ahí.

Si podéis pasaros por Pimkie y lo veis (además, seguramente esté más barato), de verdad haced el favor de probároslo porque es precioso. En mi caso, solo tenían uno de estos cárdigan, y no quería arriesgarme a no encontrar más solo por cogerlo más barato.

Después de Año Nuevo, nada más empezar las Rebajas, tuve que acompañar a mi mejor amiga a que comprase unas cosas para un Amigo Invisible, así que quisiese o no tuve que pasar por varias tiendas. Ese día no entré solo una vez al Pimkie, fueron DOS. Y las dos veces compré algo.

cardigangris

Me enamoré en seguida de este cárdigan gris. Y cuando digo en seguida, es que casi se lo arranco de las manos a una pobre muchacha que lo estaba mirando con amor. Solo quedaba ese, así que en cuanto la pobre incauta lo dejó de nuevo en su sitio me hice con él. Mi tesssooooroooo. Era algo más finito de lo que quería, pero llevaba tiempo buscando un cárdigan gris que me pudiese poner tanto en primavera como en invierno.

No puedo más que decir cosas buenas. Como véis, las mangas son tipo kimono, bien anchas, y quedan sueltas un poco más abajo del codo. También tiene bolsillos, lo cual me vuelve loca, aunque siendo la tela tan fina se vuelve un poco incómodo llevar cosas de peso en ellos (y, de hecho, creo que se podría dar de sí la tela si llevo el móvil ahí dentro mucho tiempo). Una cosa muy original y que os dejo en el collage es la forma del cuello por la parte trasera, y es no es redonda, sino que es triangular. Es una tontería, pero la verdad es que a mí me encanta y fue casi lo primero en lo que me fijé al cogerlo.

En la etiqueta ponía 14,99, y tras mucho debatirme conmigo misma y con mi pobreza al final decidí comprármelo. Pero la sorpresa fue que en caja me cobraron 9’99 euros (los 10 euros de toda la vida) y no sabéis con qué rapidez pagué y me fui (por si acaso era un error y se daban cuenta).

La segunda vez que entré fue porque mi amiga ya había decidido qué coger para uno de los regalos, y yo no hice nada, de verdad, lo juro. Solo estaba apoyada en el mostrador de la caja cuando entre los accesorios del pelo, pintauñas y colonias que suele haber por allí alrededor encontré estos fantásticos guantes.

guantes

 

Es una pena que no podáis ver bien lo bonitos y elegantes que son (gracias, móvil, gracias, luz). Se trata de unos guantes más calentitos de lo que imaginaba en un principio, con la parte de arriba en polipiel, lo que los hace elegantes, y la parte de abajo en tela gordita. Además, en la parte de la muñeca (y solo por arriba) tienen una cadenita corta en plateado que les da un toque rockero que me encanta.

Me costaron 9,99 euros. Como con el cárdigan negro, también me parece un precio caro dentro de Rebajas, pero para excusarme diré que originalmente costaban 20 euros y que DE VERDAD necesitaba unos guantes para UK. Los estoy usando muchísimo, todos los días prácticamente, y quedan bien con todo.  Me encantan.

¡Y esto es todo de Pimkie!

PULL & BEAR

Mi tienda de ropa preferida. Si alguna vez me vais a hacer un regalo, ni lo penséis, coged cualquier cosa de aquí y plantaros en mi casa. O una tarjeta regalo, aunque sea de 1 euro. Me da igual, me encanta. Paso tanto tiempo mirando esta tienda desde mi portátil que podrían ponerme una orden de alejamiento, y mi wishlist asciente hasta cifras desorbitadas.

El caso es que esta vez solo he me comprado una cosa de aquí. ¿Y por qué? Pues porque yo abuso mucho del envío gratuito a tienda, pero en UK los precios son más altos. Así, si quiero algo con el precio de España tendría que enviarlo a una tienda y hacer que alguien lo recoja por mí (lo que me parece una canallada) o pagar los 4 euros de envío (y entonces ya no es tan rebaja). En resumen, vivir en UK es una caca.

Sin embargo, una de las cosas que me gustaban estaba milagrosamente más o menos al mismo precio en España que en UK (9,99 euros/7.99 libras), por lo que me he arriesgado y me lo he comprado. Me sale a 0.48 céntimos de más que en España, y he hecho que lo envíen al Pull&Bear de Brighton (que me pilla bien cerquita).

faldaya

¡Y esto es! Me ha costado 10 euros, y los que me conocéis sabéis que llevo detrás de una falda de polipiel casi dos años. Y aún tengo que ver si me queda bien. En verano me compré una de H&M, pero me quedaba tan grande que aquello era imposible.

Además, tengo un problema con las faldas, y es que por culpa de la forma de mi culo (ejem, enorme), si son muy cortas y de vuelo se me ve hasta el alma, y no tengo la confianza suficiente como para eso. Así que pregunté a Atención al Cliente si tenía la medida de la longitud de esta falda en talla S (que sé que puedo ponérmelas a partir de 39cm) y me contestaron que medía de largo 42cm, ¡yuhu! Es algo a tener en cuenta, porque H&M, por ejemplo, no tiene las medidas de la longitud de sus faldas ni la ofrecen cuando preguntas.

Tengo muchísimas ganas de que me llegue y de tener la suerte de que me valga. ¡Cruzad los dedos por mí!

(SUITE) BLANCO

Esta compra fue más un accidente, y es que mi tía me regaló un bolso de esta marca, pero no me gustó mucho, así que tuve que sustituirlo por esta caja metálica a la que ya le había echado el ojos había tiempo:

bolso

 

No hay mucho que decir de este bolsito. Me pareció muy original nada más verlo, y aunque pesa lo suyo, decidí cogérmelo porque no tengo muchos bolsos, y los que tengo son negros y dorados. Ya me ha llegado a la tienda, y ya he avisado a mis pobres padres para que me lo recojan allí. Lamentablemente no podré echar mano a esta preciosidad hasta dentro de 3 meses.

 

FRUSTRACIONES

La pena de las Rebajas es que no es un camino de rosas. Hay que luchar por lo que quieres y decidirte en seguida, o correrás el riesgo de que te pase como a mí y pierdas esa prenda que llevas esperando desde que estaba a 25 euros, allá por septiembre… sí, ya sé que lo he dicho antes, pero es que me duele en el alma.

El caso es que mientras pensaba si enviaría el pedido de Pull&Bear a España o si pagaría los gastos de envío, la talla S de esta impresionante falda de lentejuelas se acabó y desapareció de la faz de la Tierra. Y es una pena, porque al ser de lentejuelas de color oscuro (no doradas o plateadas), se convierte en una prenda muy versátil, que se puede llevar tanto de forma casual con una sudadera o camiseta ancha como para una ocasión más formal o fiestera. ¡Y encima costaba solo 6 euros de los 26 iniciales!

faldano

¿Lo veis? ¡Preciosa! Y muy original.

Y esa ha sido mi única frustración desesperada. Varias de mis amigas (hola, chicas) se ofrecieron a buscármela por España o incluso a recogérmela en alguna tienda si decidía comprármela, pero lamentablemente incluso en las tiendas en las que pone la web que está la talla S, no está. Y he perdido la esperanza de encontrarla algún día (esto lo tenéis que leer con tono dramático, por supuesto).

Y ya para acabar solo os dejo una ráfaga de cosas que me quiero comprar pero que no creo que acabe haciéndolo a no ser que bajen un poco más de precio, me dé la locura o estén en alguna tienda de aquí en Brighton para podérmelas probar:

 


 

Y eso es todo, amigos. Siento que la entrada de esta semana haya sido taaaaan larga, pero quería que supieseis todas esas cosas por si queréis alguna, ¡dado que no tiene sentido que os avise de las Rebajas cuando ya no son Rebajas!

Si en las semanas que vienen me compro algo más lo pondré en las siguientes entradas como un anexo al final de la misma.

Y ahora sí, ¿os han gustado las cosas? ¿Vosotr@s qué habéis pillado? Ya sabéis que me encanta ver lo que os compráis así que sentíos libre de twittearme lo que sea en @LunnVic.

¡Feliz semana!

 

 

 

Anuncios

3 comentarios en “¡REBAJAS DE INVIERNO! Consejos, alegrías y frustraciones de una loca.

  1. ¡Por fin puedo leer tu blog! No tengo cuenta de wordpress así que me lo he guardado en marcadores ya que no lo tienes en el perfil de twitter, grr.
    En realidad no soy mucho de ropa: compro muy poco y cuando lo hago es por un “flechazo” (o mi madre me lo compra y me hace probarmelo en casa :””’D El cláaaasicazo. Aunque a veces acierta y ahora tengo unas zapatillas de estar por casa moradas con lunas y estrellitas chachiguays del paraguyas. De hecho en zapatillas de estar por casa tiene un gusto 10 xD). Cuando compro en alguna tienda es porquemi madre me arrastra a ver y tiene que gustarme algo nada más verlo o si no lo odio, y encima soy muy tocanarices.
    Peeeeero no obstante, ¿qué me impide leerte de vez en cuando? Nada. Me ha gustado mucho la entrada, aunque wow, si que era larga como ibas diciendo en twitter xD Pero mejor que mejor.
    Me ha gustado mucho la forma en que hablas al lector, es como que te llena de vida *_* y espero que esa falda de lentejuelas vuelva a estar algún día de rebajas y puedas tenerla por fin en tu vida. Entre tanto a disfrutar las cositas que tienes *____*

    Plus: oye, no tenía ni idea de que si comprabas ropa por internet y la recoges en la tienda puedes cambiarla y tal si no te convence… Realmente es que la ropa que veo suelen ser camisetas y de fuera de españa pero OYE, quién sabe si un día en un futuro esa información me puede ser útil ò-ó me ha parecido ultracómodo, sobre todo si no andas seguro de la talla.

  2. Me ha pasado lo mismo que a ti este año con el Pimkie . Me compré dos camisetas (la misma en negro y burdeos) que ADORO.
    La falda parece preciosa!

¡Cuéntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s