Consejos: Dónde comprar de segunda mano y claves para que no te timen

¡Buenos días!

Siento mucho no haber podido publicar la semana pasada, ¡pero entre el examen de speaking del Advance y el viaje a Oxford no pude estar ni cerca del ordenador! De hecho, mañana tengo el resto del examen de CAE pero he sacado tiempo para hacer una entrada cortita (espero que no se alargue mucho…).

El caso es que, aparte de las Rebajas, pocas oportunidades tenemos para comprar alguna cosillas de marca. Sin embargo, si sabemos dónde buscar y si no somos extremadamente escrupulosas, podemos encontrar magníficas prendas y accesorios de segunda mano tirados de precio.

Lo primero: quitaros de la cabeza que las aplicaciones y páginas de segunda mano son para vender cosas muy usadas y de hace años. ¡NO!

De hecho, con la popularidad que día a día va cogiendo el comprar online muchas veces nos encontramos con cosas que no nos quedan tan bien como no imaginábamos, que no nos valen, o simplemente, las compramos por capricho y llevan siglos sin siquiera estrenar en nuestro armario.

Por eso hoy o voy a hacer un pequeño tour por las páginas y aplicaciones que he usado para comprar ropa de segunda mano, así como mi experiencia o no experiencia en ellas. ¡Empecemos!

1. Segundamano.es

Archiconocida. No sé por qué, es donde he tenido las peores experiencias, pero lo achaco a que aún no conocía Aliexpress y me timaron como quisieron. Además, no me importaba mucho rebajarme a comprar vestidos más que usados o pasados de moda en mi intento desesperado por ser una chica (ver mi primera entrada para entender esto).

Lo único que compré en Segundamano.es fueron dos vestidos de Berskha y una falda granate. He de decir que la tres compras las hice por entrega en mano, dado que no me fío mucho de darle mi dinero a alguien que no conozco por medio de bancos o así cuando no hay ningún tipo de sistema que me guarde las espaldas.

Uno de los vestidos estaba en buenas condiciones, aunque pasado de moda (amarillo con tucanes azules, ¿lo recordáis? Fue bastante trendy en su día) pero el otro estaba bastante usado, cosa en la que no me fijé mucho hasta que no me lo puse en casa. En cuanto a la falda… era de Aliexpress, y por supuesto, ni me tapaba el culo. Con esto solo os digo que, si vais a recoger una compra de segunda mano cara a cara, tened la jeta de pedir tiempo para probároslo ese mismo instante en una tienda cercana. Me habría ahorrado los 8 euros que pagué por ella.

montaje¿Os suena? (foto: rocknglam)

En definitiva, segundamano.es es un no-no para mí.

No ofrecen ningún tipo de seguridad de pago, y no sé cómo la mayoría de la gente que vende ahí en realidad vende cosas de Aliexpress a precios desorbitados o prendas y zapatos muy muy usados. ¡No sé por qué!

2. Wallapop

Esta es una aplicación para móvil que no es exclusivamente española, porque yo la tengo descargada en el móvil y cada vez que busco algo me acaba mostrando prendas de Francia. Si lo recordáis, el verano pasado la anunciaban en la teleAunque me han hablado muy bien de ella y tengo conocida que no hacen más que vender y comprar a través de ella, no la he experimentado personalmente.

allapop

Tiene el mismo sistema que segundamano.es, pero al ser una aplicación, es más manejable. Tiene un botón para hacer contraofertas, para comprar… pero como la anterior, no está respaldada por paypal. Claro que puedes pedirle al vendedor que te dé su paypal, pero paypal no puede protegerte de todo. Si el paquete no te llega, no le puedes reclamar a paypal, porque simplemente ha enviado un pago, no has “comprado” un producto.

Lamentablemente, la mayoría de los españoles usan esta aplicación, así que hasta que la siguiente aplicación de la que voy a hablaros coge más fama, habrá que aguantarse.

3. Depop

Mi nuevo gran descubrimiento y mi fuente principal de sufrimiento y desgracia. Resulta que Depop es una app para el móvil de compraventa de segunda mano internacional. No tengo muy claro cuánta gente la utiliza en España, pero mi primera compra ha sido a una chica de Barcelona, así que supongo que habrá una pequeña comunidad. ¿Que qué he comprado? Pues adivinad.

Screenshot_2015-03-13-22-40-29

Sí, otra falda granate (aún con la etiqueta del precio), dado que la primera que compré de segunda mano como ya he dicho ni me tapaba el culo. Resultó ser una experiencia de lo más agradable. Le pedí que me midiese la falda, me lo pensé, le pagué (5 euros envío incluido) y además fue tan maja que me envió como regalo una camiseta que también aparecía en la foto). Y qué sorpresa cuando, al pagar, veo que me redirige a paypal. ¡Y es que Depop tiene opción de conectar tu cuenta con Paypal para poder pagar con toda la seguridad! Lloro.

Además, los usuarios de Depop suelen subir fotos de los paquetes enviados como prueba, hay un sistema de votaciones para ver qué vendedores y compradores son fiables. ¿Lo mejor? Que el regateo está a la orden del día. No tengas miedo de preguntar si te lo deja algo más barato, o el más famoso entre las británicas “¿Cual es el precio más bajo al que me lo dejarías?”. Esa frase hace maravillas.

No sé en España, pero aquí en UK la mayoría de los productos están prácticamente sin usar y, muchas veces, aún con las etiquetas.

depop

También tiene un sistema de “likes”, con el que te guarda los productos que has marcado en tu wishlist, teniendo un buen control de las cosas que ha visitado, las que ya están vendidas, las que aún te estás pensando…

En definitiva, 100% recomendada. Seguramente la eche de menos en España, porque no creo que haya la misma actividad de mis marcas preferidas como la hay aquí.

4. eBay

No hay mucho que decir aquí. Ya he hablado de eBay anteriormente, y todo el mundo sabe que es un recurso más que válido para comprar y vender cualquier cosa de segunda mano. Amparado por paypal y por el propio eBay, no creo que haya sitio más seguro para comprar.

De hecho, la semana pasada compré un vestido de Missguided que ahora mismo cuesta 45 euros por solo 10 euros. ¿Lo malo? Que en el anuncio ponía que era una talla 8 y la chica me ha enviado una talla 10. Increíble. ¿Lo bueno? Que se abre una disputa en paypal y punto. Ya os diré qué sale, pero paypal suele ser muy duro con los vendedores que mienten (aunque creo que fue un error de la chica, dado que tiene un 100% de valoraciones positivas) y en este caso solo tengo que mostrar la foto del vestido con una etiqueta clara de talla 10. Seguramente me devuelvan todo el dinero y lo podré usar para arreglarlo, porque me queda algo grande.

vestidoebay

Y esta experiencia con eBay me lleva a…

MINI RÁFAGA DE CONSEJOS

  • Pide fotos de TODO. Que no te dé vergüenza. Supongo que a partir de esta última experiencia también pediré foto de la talla. Pide fotos de cómo queda puesto, de cómo es por detrás, de X detalle… todo.
  • Si tienes dudas, ¡pregunta! La mayoría de los vendedores no te quiere timar. Que por qué lo venden, que por qué no se lo ponen, si es una talla más tirando a S que a M… te pueden mentir, claro, pero muchas veces son gente como tú y como yo que se han equivocado de talla o se han dado cuenta de que ese color no les queda tan bien.
  • Si es una compra cara a cara, ¡PRUÉBATELO! No tengas miedo de parecer una loca. Cada vez que lo pienses, piensa en mí, que tengo que regalar la falda porque NO ME TAPA EL CULO.
  • Paga SIEMPRE con paypal. Esto no tiene peros. O en mano, o en paypal. Nada más.
  • Chequea regularmente tu banco o paypal después de hacer la compra. No suele haber errores, pero siempre se seguro.
  • RECLAMA. No pierdes nada. Si algo no cuadra, no es lo que esperabas (no porque no te quede bien, sino porque algo no es lo mismo que en el anuncio), ¡quéjate! Has pagado por algo que, aunque usado, no tiene por qué diferenciarse del objeto del anuncio.
  • No te compres cosas que no te vas a poner. Parece un consejo tonto, pero ni os imagináis la de veces que me he parado delante de un anuncio diciendo “Oh… un abrigo sólo 19 euros… genial, me lo apunto”. Pero, ¿realmente me gusta? ¿Me lo voy a poner? ¿Pega con mi estilo? Y lo peor, ¿es una de esas prenda trendy que se lleva durante dos semanas y ya está? Tened todas estas preguntas en cuenta antes de comprar. ¡Quizá alguien lo vaya a usar mucho más que vosotros! Y comprar algo para terminar revendiéndolo de nuevo o tener otra cosa más en el armario… no.
  • Si puedes, compra cosas que lleven aún la etiqueta. Nada dice mejor “poco usado” que una etiqueta de precio aún enganchada.

EXTRA

Esta semana he descubierto a una youtuber, Sammi de BeautyCrush . Me he visto casi todos sus vídeos, me fascina. Tiene un estilazo, muy buenos consejos sobre moda y maquillaje; y además tiene varios vídeos sobre consejos de relaciones (muy interesantes, por cierto). Un poco de todo. Lo mejor es que es británica 100% así que no solo practico mientras le oigo hablar, sino que se le entiende sin mucho esfuerzo.


¡Y eso es todo por hoy! Como ya he dicho, ha sido una entrada cortita, pero creo que es un tema bastante útil para muchas de vosotras que ni os atrevéis aún con Aliexpress ni tenéis el dinero para comprar ni en las Rebajas de una tienda formal.

Nos vemos la próxima semana y ya sabéis que cualquier duda o pregunta me la podéis escribir en @LunnVic a cualquier hora del día o de la noche (me pillaréis despierta o con gana de charlar, no os preocupéis).

¡Un saludo!

Anuncios

¡Cuéntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s